jueves, abril 30, 2009

Enchochamiento



Estás en el trabajo y la ves, deseas que te mire. pero no lo hace, sientes un cosquilleo en el estomago.

te escribe un mail de buen rollito, pero tu lo interpretas como te da la gana, siempre de cara a pensar lo imposible.

te habla de que sale, de que se lo pasa bien, que conoce chicos, sientes un cosquilleo en el estomago, más fuerte.

quedas con ella, intentas estar normal, pero es imposible, estás nervioso, con el cosquilleo molesto en el estomago.

llegas a casa y lo primero que haces es conectarte al messenger para ver si está. no está, cosquilleo jodido de nuevo.

miras el teléfono con la esperanza que te escriba, pero no tienes la fuerza para llamarla. que le dices?

te levantas por la mañana y miras el teléfono para ver si a lo mejor te ha escrito y no lo has oído.
tienes días muy bordes con ella, te pones a la defensiva y la evitas.

parece que lo vas superando, pero entonces ella dice algo que te hunde...

Ella te llama y charláis, pero te dice cosas que te duelen, así que saltas... al final se lo dices todo.
que ganas? nada. ella ya no siente eso por ti. o eso dice (otra ilusión que nos hacemos)

Lo más jodido... quizás podríamos estar juntos, pero no nos arriesgamos a intentarlo. no estamos preparados para eso.

Al final uno piensa que se está riendo de ti, que lo está haciendo para joderte por que la dejaste tu. podría ser?

o realmente quiere ser tu amiga y no se daba cuenta...

no es un capricho, te gusta de verdad. pero sabes que no puedes estar con ella, no por que ella no quiera, si no por que TU no quieres...

y el cosquilleo va y viene

Estas cosas hacen a la vida dolorosamente interesante.

2 comentarios:

Señorito R dijo...

Ains que te nos pones sentimental!! Eso esta bien :D

Serge! dijo...

uy... no te creas!
tengo un cacao ahora mismo...

esto es el cuento de nunca acabar y como siga así, va a acabar mal...

tos peleaos!!

jejeje...