viernes, octubre 30, 2009

Amor verdadero

Curiosa manera de ver el amor... aunque no es muy diferente a como lo veo yo...

Tal vez sea demasiado onírico, pero mi concepto de amor verdadero poco dista del de las películas de Disney. Para mí el hecho de encontrar el amor verdadero es encontrar a una persona con la que sepas que pase lo que pase y pase quien pase, vas a querer estar con ella (y ella contigo). Una persona cuyas características sean 100% compatibles con las tuyas (aficiones, forma de pensar…) y que te aseguren que las discusiones y enfados van a ser mínimos.



Cuando se oyen consejos de pareja, es típico escuchar cosas como: Para que una relación funcione tenéis que ceder los dos. ¿Ceder? ¿de verdad para estar con otra persona tienes que sacrificar parte de tus libertades? Si es así, afirmo y confirmo lo que muchos ya sabían “I’ll die alone”. Pero como he dicho, mi visión utópica del amor, me hace pensar que todos tenemos a una persona con la que no tenemos que fingir, ni tenemos que ceder, con la que todos los engranajes encajan a la perfección, sólo es cuestión de buscarla.

Por supuesto, encontrar una persona así no es fácil, de hecho en mi percepción es tremendamente complicado. No recuerdo quien dijo que encontrar el amor verdadero es tan difícil como que te toque la lotería, pero seguro que era una persona inteligente.

Tomando esa frase como cierta y siguiendo con la metáfora intentaré explicar por que creo que hay tantos divorcios y parejas con corazones rotos. Una mañana te levantas y dices: “Quiero que me toque la lotería”, vas al estanco, compras un billete y al día siguiente al comprobarlo, te das cuenta que no está premiado. Estas una temporada comprándolos hasta que decides, que estás harto, entonces decides autoengañarte, y te quedas con el boleto, pensado que está premiado, pero sin llegar jamás a comprobarlo.

En la vida real no es tan fácil, puesto que la familia, el cine y la sociedad en general, nos ha impuesto la idea de que tenemos que vivir con un boleto en el bolsillo. Para rizar más el rizo, no solo te tiene que gustar a ti el boleto a la hora de comprarlo, sino que además, tu le tienes que gustar al boleto (esté premiado o no) para poder sacarlo del quiosco.

Todo esto hace que todos tengamos prisa por comprar uno, olvidándonos sin atrevernos después a verificar si era el premiado o no. Por si no ha quedado muy claro, el boleto es tu pareja (a la cual puedes querer con locura), y el boleto premiado es tu amor verdadero (sois 100% compatibles).

Así pues, un día te encuentras un boleto la calle (bar, supermercado, autobús…) el cual está premiado. Esto hace que nos deshagamos del “antiguo boleto” arrepintiéndonos de todo el tiempo que hemos creído que ese era el premiado y haciéndonos pensar que si nos podría haber tocado antes la lotería si no hubiéramos estado viviendo nuestro propio engaño.

Por supuesto, también puede pasar, que simplemente un día, por casualidad te enteres de que no estaba premiado o lo que es peor, que jamás llegues a darte cuenta, perdiendo así todas posibilidades de encontrarlo.


fuente: Noctamina

5 comentarios:

BlacKWolF dijo...

y luego te encuentras, con la persona que se ilusiona con un boleto, y cuando va a comprarlo...

ya no queda ninguno....

Serge! dijo...

no es que te ilusiones con un boleto. esto normalmente es algo mutuo. y boletos hay muchos!!

a mi solo me ha pasado una vez, bueno me está pasando ahora. tengo un boleto premiado, y yo soy un boleto premiado. pero da tanto miedo y tanto respeto que no podemos estar juntos, de momento.

es mu fuerte. es como de novela rosa... :P

ánimo lobo negro!

BlacKWolF dijo...

lo mio también es muy fuerte :P...
estoy ayudando al boleto que amo a que sea feliz con otro boleto...

Pero... te paras a pensar y dices: y si ese boleto es mi boleto premiado y lo estoy tirando?

y en ese momento es en el que te das cuenta que te estas equivocando del todo, de que deberías ser un poco mas egoísta y quedarte el boleto para tí, pero... no se porque, es imposible comportarme de esa forma, quizá por lo que algunos llaman tener buen corazon, pero que yo veo como ESTUPIDEZ...

También entonces notas como tú mismo eres un boleto, y eres un boleto maldito, un boleto llamado a ser un boleto discriminado, el boleto nº "13".

Lo que si que me gustaría, es que alguna vez, mi boleto, se diera cuenta lo que intento y de la parte de mi vida que dí porque ella fuera feliz...

Mucha suerte con tu boleto!! y ánimo, lo que debes hacer es vencer el miedo, aunque el respeto mantenerlo, eso es lo que no debes perder jamás!

Serge! dijo...

hummm... es complicado...

si me permites, lo que yo haría es pasar de todo. por miedo a perderla la estás ayudando, pero te está jodiendo la vida. ella valorará lo que haces, como amigo, y te romperá el corazón tarde o temprano, más aun.

a veces más vale pasar unos meses alejado y luego volver, con energías y fuerzas renovadas, que estar ahí, minándote la confianza en ti mismo.

un abrazo!! y gracias!

BlacKWolF dijo...

gracias a ti!